Boletín gratuito


PUBLICIDAD

Incapacidad Permanente


El artículo de la semana lo dedicaré a la Incapacidad Permanente, en concreto a los siguientes puntos: definición, grados, beneficiarios, periodo de cotización, importe, base de cotización, compatibilidades, revisión y calificación.

¿Qué es la incapacidad permanente?

La incapacidad permanente, como su nombre indica es la falta de capacidad para poder trabajar después de haberse sometido a todos los tratamientos y técnicas prescritas por los facultativos médico. Y, una vez finalizados estos supone una reducción anatómica o funcional grave que disminuyen la capacidad de poder trabajar. 

Como su definición dice: la incapacidad permanente se produce una vez realizado todos los tratamientos y prescripciones médicas por eso, tiene sentido que sólo te puedes acoger a ellas una vez finalizado el periodo de incapacidad temporal (baja médica previa). Ojo, como siempre existen excepciones a la regla.

¿Qué grados existen de incapacidad permanente?

La incapacidad permanente se clasifica en cuatro grados según su porcentaje de reducción de la capacidad para trabajar:
    • Incapacidad permanente parcial.
    • Incapacidad permanente total.
    • Incapacidad permanente absoluta.
    • Gran invalidez.

¿Quién puede beneficiarse de una incapacidad permanente?

Los trabajadores que se pueden beneficiar de una incapacidad permanente son aquellos que estén protegidos por el régimen general de la seguridad social, afiliados y en alta o situación asimilada al alta y tengan cubierto el período mínimo de cotización. 
El requisito de periodo mínimo de cotización en los supuestos de accidente o enfermedad profesional, no será requerido. 

¿Periodo mínimo de cotización para la incapacidad permanente?

El período mínimo de cotización para poder acogerse a una incapacidad permanente varía en función del grado de la incapacidad:
    • Incapacidad permanente parcial: en los últimos 10 años desde el fin de la incapacidad temporal hay que tener cotizados 1.800 días.
    • Incapacidad Permanente
      • Trabajador menor de de treinta y un años: la regla es una tercera parte del tiempo transcurrido entre la fecha en que cumplió dieciséis años y la del hecho causante de la pensión.
      • Trabajador con treinta y un años o más: la regla es la cuarta parte del tiempo entre la fecha que cumplió dieciséis años y la del hechos causante a la pensión con un mínimo de 5 años. La quinta parte del periodo de cotización exigible tendrá que estar dentro de los diez años anteriores al hecho causante.
Excepciones a la regla general:
    • Si el acceso a la incapacidad permanente es desde una situación de alta o asimilada al alta, el período de los diez años dentro de los cuales debe estar al menos una quinta parte empieza a contar desde el momento que cesó la obligación a cotizar.
    • Y, las incapacidades permanente en grados de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez derivadas de contingencias comunes podrán calificarse aunque el interesado no se encuentre en situación de alta o asimilada al alta en el momento del hecho causante. En estos casos la cotización mínima exigida son 15 años 

¿Cuánto se cobra por una incapacidad permanente?

Llegados a este punto, el importe a percibir de la incapacidad permanente también se distingue según el grado de incapacidad permanente:
    • Incapacidad permanente parcial: es una indemnización a tanto alzado.
    • Incapacidad permanente total: es una pensión vitalicia, que podrá ser sustituida de forma ocasional por una indemnización a tanto alzado si el beneficiario es menor de sesenta años. El importe de la pensión, nunca podrá ser menor al 55% de la base mínima de cotización.
    • Incapacidad permanente absoluta: consiste en una pensión vitalicia.
    • Gran invalidez: la pensión vitalicia de la incapacidad permanente absoluta más un complemento del 45% de la base mínima de cotización y el 30% de la última base de cotización del trabajador. 

¿Cómo calcular la base reguladora de la incapacidad permanente?

Calcular la base reguladora de la incapacidad permanente no es fácil, para ello, tienes que tener en cuenta las siguientes reglas:

    • Se suman las bases de cotización de los 9 meses anteriores al echo causante y se divide entre 112. Actualizando las bases de cotización según el IPC de las bases anteriores a los dos años. Es decir, las bases de los dos años anteriores no se actualiza con el IPC pero el resto sí. La fórmula del cálculo es:

    • Y, sobre la base resultante se aplicará el porcentaje según los años de cotización establecidos en el artículo 210.1 de la Ley General de la Seguridad Social que son:
a) Por los primeros quince años cotizados, el 50 por ciento b) A partir del año decimosexto, por cada mes adicional de cotización, comprendido entre los meses uno y doscientos cuarenta y ocho, se añadirá el 0,19 por ciento, y por cada uno de los que rebasen el mes doscientos cuarenta y ocho, se añadirá el 0,18 por ciento, sin que el porcentaje aplicable a la base reguladora supere el 100 por cien, salvo en el supuesto a que se refiere el apartado siguiente. A la cuantía así determinada le será de aplicación el factor de sostenibilidad que corresponda en cada momento, según lo establecido en el artículo siguiente.
    • Los meses que no haya base reguladora se tendrán en cuenta las bases mínimas establecidas hasta 48 mensualidades, a partir de la 49 se aplicará el 50% de la base de cotización.

¿La incapacidad permanente es compatible con otras retribuciones?

Según el tipo de incapacidad permanente tendrá unas compatibilidades u otras:
    • Incapacidad permanente total: la pensión vitalicia es compatible con la retribución de la empresa siempre que el trabajo realizado sean funciones que no coincida con las que han generado la incapacidad permanente.
    • Incapacidad permanente absoluta o gran invalidez: no impedirán el realizar actividades lucrativas o no siempre que sean compatibles con el estado del incapacitado y que no representen un cambio en su capacidad de trabajo a efectos de revisión.

¿Quién califica y revisa las incapacidad permanente?

La incapacidad permanente las califica  y revisa el Instituto Nacional de la Seguridad Social, más conocido como: INSS. 

Recuerda compartir con tus amigos, conocidos  y compañeros de trabajo el artículo, estoy seguro que les será de utilidad.

¿Quieres un regalo? Recibe la calculadora de brutos y netos y la calculadora de indemnización rellenando el siguiente formulario:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.


CONSULTA LABORAL


BOLETÍN GRATUITO

Recibe las novedades en exclusiva, deja tu correo electrónico

No enviamos publicidad ni SPAM


PUBLICIDAD

Publicidad

@ Copyright 2012 Blog laboral trabajador

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *