Suscribete

Contrato en prácticas


El contrato en práctica es una modalidad de contrato de trabajo que ofrece muchas posibilidades y beneficios tanto para el trabajador como para la empresa. Normalmente, las empresas no lo utilizan por la complejidad del mismo, por eso, en este artículo encontrarás las características de cada modalidad del contrato en practicas: contrato en prácticas ordinario, contrato en prácticas para personas con discapacidad y contratos en prácticas celebrados por empresas de trabajo temporal.

Definición del contrato en prácticas.

El contrato de trabajo en prácticas tiene el objetivo de complementar los estudios realizados con las prácticas profesionales necesaria para que el trabajador tenga la posibilidad de coger experiencia. 

¿Quién puede firmar un contrato en prácticas?

El contrato en prácticas lo pueden firmar los trabajadores que se encuentren en posesión  de un título universitario o de formación profesional de grado medio o superior o titulaciones oficialmente reconocidas como equivalentes.
Si el trabajador a contratar es mayor de 30 años, no podrá haber pasado más de cinco años desde la finalización de los estudios y en los supuestos de trabajadores discapacitados más de siete años. 

Beneficios para la empresa del contrato en prácticas.

Las empresas que contraten trabajadores menores de 30 años o menores de 35 si tiene reconocida una discapacidad igual o superior al 33%, la empresa tendrá una reducción del 75% de las cuota empresa por contingencias comunes durante toda la vigencia del contrato de trabajo (guía bonificaciones y reducciones a la contratación laboral). Aclarar que cuando la tasa del desempleo llegue al 15%, los contratos concertados para trabajadores menores de 30 años, sólo tendrán una reducción del 50% de las cuotas por contingencias comunes, en los supuestos de los suscritos por  discapacitados, no varía.
Para poder acogerse al beneficio, el trabajador tiene que estar inscrito como demandante de empleo.

Requisitos formales del contrato en prácticas.

Como la gran mayoría de contratos de trabajo, el contrato en prácticas no podía ser diferente, tiene que ser formalizado por escrito (modelo del contrato) y comunicado al Servicio Público de Empleo a través de la aplicación Contrat@ en los diez días siguientes a la fecha de inicio del mismo. Obviamente, el trabajador tiene que ser dado de alta en la Seguridad Social en plazo y forma con la modalidad de contrato correspondiente a un contrato en prácticas. No hay que olvidar que este tipo de contrato hay que notificarlos a los representantes de los trabajadores en los supuestos que no sea necesario entregar copia básica del contrato. Y, en los contratos celebrados en la modalidad tiempo parcial, se tendrán que especificar las horas de trabajo al día, semana, mes o año.

Duración del contrato en prácticas.

El contrato de trabajo en prácticas no podrá ser inferior a seis meses ni superior a dos años, dentro de estos límites los convenios sectoriales podrán determinar la duración del contrato. En el supuesto que se haga un contrato por tiempo inferior a dos años, se puede prorrogar hasta dos veces con una duración mínima de seis meses. 

Periodo de prueba del contrato en prácticas.

El periodo de prueba no podrá ser nunca superior a dos meses pero en los supuestos que el trabajador tenga la titulación de grado medio o certificado profesional de nivel 1 o 2 no podrá ser superior a un mes.

Retribución del contrato en prácticas.

La retribución del trabajador en práctica será la fijada por el convenio colectivo de aplicación pero nunca puede ser inferior al 60% el primer año ni el 75% al segundo de un trabajador de la misma categoría. Obviamente, tampoco podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional.

Otras características del contrato en prácticas.

Al finalizar el contrato de trabajo en prácticas, el empresario deberá expedir al trabajador un certificado en el que conste la duración de las prácticas, el puesto y las principales tareas desarrolladas. 
Un trabajador no podrá ser contratado más de dos años en prácticas por la misma titulación en la misma empresa o diferentes. 
Las empresas de trabajo temporal también podrán celebrar el contrato de trabajo en prácticas con los trabajadores contratados para ser puestos a disposición de las empresas usuarias. En este supuesto hay una bonificación en las cuotas empresariales a la Seguridad Social: 500 euros por año para hombres y 700 euros por año para mujeres. 
El contrato en prácticas puede ser suscrito a tiempo parcial o tiempo completo.

Para acabar, te agradecería mucho que compartas el artículo en tus redes sociales y si todavía no recibes la revista por correo electrónico te invisto a suscribirte en el cuadro inferior, nunca envío Spam.

Introduce un correo electrónico:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.

Suscripción gratuita

En exclusiva para ti por suscribirte al blog, tendrás acceso a todas las herramientas de calculo de nóminas (nómina, embargos e indemnización), normativa, modelos de cartas, sentencias, prevención de riesgos y mucho más

Colaborar

Donar no es algo habitual en España pero mantener el blog supone una inversión de tiempo y dinero. Por eso, si tienes la posibilidad de realizar un donativo te lo agradecería, no importa que sea de 1, 5, 10, 15... euros lo importante es la voluntad de colaborar.
 

 

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

@ Copyright 2012 Blog laboral trabajador