Boletín gratuito


PUBLICIDAD

Ser autónomo

El autónomo es la persona física que realiza de forma habitual, personal y cierta una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción a un contrato de trabajo.
Para constituirse como tal, se deben seguir unos trámites obligatorios y otros opcionales en función del lugar dónde se vaya a desarrollar la actividad.

TRÁMITES OBLIGATORIOS

  • Alta en la Agencia Tributaria.
Antes de iniciar la actividad el trabajador autónomo estará obligado a comunicar a la Agencia Tributaria su alta en el censo de empresario mediante el modelo 036 o su versión simplificada, 037. Importante destacar que estos modelos se deben presentar en la Agencia Tributaria para cualquier modificación que se produzcan en los datos inicialmente notificados.
  • Alta en la Seguridad Social.
Dentro de los 30 días posteriores a la prestación del alta en la Agencia Tributaria, el trabajador autónomo deberá cursar el alta en el Régimen de Trabajadores Autónomos. Será obligatorio presentar el modelo de alta de la Agencia Tributaria (036/037). 
Puede darse la situación que la actividad del trabajador autónomo no sea la principal, sino secundaria o complementaria a su trabajo habitual. Por ello, debemos pedir autorización por escrito a la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social de la provincia para que exima de la obligación de cotizar. Para ello, se debe presentar un escrito explicando con detalle: 
  1. La fuente de ingresos.
  2. Acreditar que es una actividad secundaria.
  3. Especificar la previsión de ingresos mensuales. 
En un plazo de 15-20 días recibiremos una notificación de la TGSS diciendo si exime o no de la obligación de cotizar.
La base jurídica de la solicitud es el no cumplimiento de la consideración de actividad habitual y principal que marca la obligación de cotizar en el Régimen General de Autónomos. Es una situación no regulada en la ley pero sí existe diversa jurisprudencia a favor.

TRÁMITES OPCIONALES

Si el autónomo decide realizar su actividad en un local comercial. Para poner en marcha un establecimiento que posiblemente sea reformado, necesitaremos tres trámites más:
  • Licencia de apertura
Se debe solicitar este permiso al Ayuntamiento de la localidad del establecimiento, rellenando el formulario correspondiente y pagando la tasa especifica en función de la actividad, situación del local, metros cuadrados, etc.
  • Licencia de obras
Al reformar el local se debe solicitar la licencia de obras en el Ayuntamiento. Y allí, nos informarán de los trámites, tasas y documentación necesaria a presentar.
  • Comunicación de apertura de centro de trabajo
Además, debemos informar a la Comunidad Autónoma de la apertura del centro de trabajo especificando los datos del local y personal que trabaja en el mismo.

Por último, recordar de tener siempre disponible en el local o establecimiento el Libro de Visitas para las posibles inspecciones de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.


CONSULTA LABORAL


BOLETÍN GRATUITO

Recibe las novedades en exclusiva, deja tu correo electrónico

No enviamos publicidad ni SPAM


PUBLICIDAD

Publicidad

@ Copyright 2012 Blog laboral trabajador

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *